Como siempre, lo que determinará tu elección de un objetivo, son tus necesidades.

Por lo tanto, este artículo pretende ser una guía para ayudarte a elegir, no por marcas ni por presupuesto, sino por necesidad.

Lo primero que se debe saber es que el mercado cuenta con marcas líderes que no encajan las monturas en su competencia, (es obvio que no se puede montar un objetivo Canon en una cámara Nikon, o al revés). Pero también hay que destacar que existen marcas de terceros (Sigma y Tamron, por ejemplo) cuyos objetivos están disponibles en versiones para casi todas las marcas existentes.

Ahora vamos a ver uno por uno los diferentes parámetros a tener en cuenta según tu necesidad.

Distancia focal

Esta suele ser la primera información que es evidente al leer la descripción de una lente. La distancia focal se mide en mm, por ejemplo 50 mm o 18-105 mm. Este número indica cómo será el sujeto ampliado (o reducido) al campo visual cuando se lo fotografía. Esta distancia focal permite definir categorías de objetivos:

Estándar:

Son clasificado así porque lo que se ve en el objetivo corresponde más o menos a lo que se ve con los ojos. Por razones técnicas, no voy a explicar, la distancia focal correspondiente al ojo humano que es de aproximadamente 50 mm para una cámara de película o sensor de fotograma completo y 35 mm para un reflejo de entrada más amplio. Entran en esta categoría todos los objetivos con distancias focales que oscilan entre 35 y 85 mm aproximadamente.

Este tipo de lente es generalmente ideal para fotos de retrato. Además este tipo de objetivos forman parte de los típicos kits de 18-55 mm, que cubre esta categoría e incluso un poco de la siguiente, por lo que se puede fotografiar vacaciones o reuniones sociales, por ejemplo.

Gran Angular:

Se los define así porque se ve a través de la lente más grande de lo que se ve con el ojo humano. Una clase de óptica son 28 mm o menos en general. Este tipo de lente es utilizado para muchas fotografías de paisaje, donde uno desea capturar la mayor cantidad de la escena. Hay que tener en cuenta que al acercarse al sujeto u objeto a capturar, sufre posiblemente deformaciones dado que anula las perspectivas naturales de percepción.

Los objetivos de gran angular menores a 28 mm distorsionan mucho la imagen y se los denomina comúnmente "ojo de pez".

Teleobjetivo:

Con respecto a todo lo que supere los 100 mm de distancia focal entran en esta categoría.

Se suelen utilizar para tomar fotos de deporte, sectores aislados de algún tipo de paisajes o fotografías de animales, en donde la lejanía al objeto es la necesidad de "traerlo" hacia nosotros.

Un punto importante a tratar en este tipo de lentes es que anulan la perspectiva a medida que crecen en mm de distancia focal.

Macros:

Primero, vamos a entender la distancia mínima de enfoque.

A la misma distancia focal, por ejemplo 50 mm, una hormiga no tendrá el mismo tamaño en la imagen si te ubicás a 50 cm de ella o a 5 cm.

Aquí es donde la distancia mínima de enfoque (solamente en objetivos macro) utilizan para desarrollar una distancia muy corta, y por lo tanto producir imágenes de fotograma completo.

Por lo tanto, un objetivo macro, es especial para tomar imágenes de alto detalle y normalmente de objetos extremadamente pequeños. Hay lentes macro 50 o 200 mm.

Espero que estas tres categorías simples ya que iluminan un poco. Hablando de inmediato por 2 puntos en estrecha colaboración con la distancia focal.

Espero les haya sido útil, muchas gracias por dedicarme su tiempo.

Walter Bensusan